DestacadosPolítica

Alcaldes, representantes y suplentes, podrán ejercer su función en cargos institucionales en los que estaban nombrados antes de ser electos

Justicia para los representantes y alcaldes que iniciaron con unas reglas generales.

Revista EntreMes / publicidadentremes@gmail.com

Sin entrar en conflictos de doble salario y de licencia con sueldo, se da legalidad al Proyecto 890, que modifica la Ley de Descentralización, que responde a no desmejorar las condiciones salariales de las autoridades locales y tampoco de menoscabar sus responsabilidades en el cargo del que fueron elegidos. 

Se dispone que los servidores públicos de los Gobiernos Locales, alcaldes, vicealcaldes, representantes de corregimiento y suplentes, también puedan ejercer su función en los cargos institucionales en los que estaban nombrados antes de ser electos, siempre y cuando se cumpla con lo establecido en la Constitución Política.

En la legislación, que fue avalada con 41 votos a favor, 4 en contra y una abstención, se expresa que todos estos funcionarios podrán gozar de licencias, sin sueldo, durante el término por el cual fueron electos y ejercer el cargo.

En los casos que los salarios asignados sean inferiores al que recibían como servidor público antes de las elecciones, podrán renunciar a este y percibir, sin que se desmejore su condición laboral, el salario de la institución en la cual ejercía funciones.

Igualmente, la iniciativa legislativa avala que los representantes y sus suplentes mantendrán aquellos ingresos que sean aprobados mediante acuerdo municipal o los incluidos en el presupuesto del Consejo Provincial como viáticos, gastos de representación, entre otros.

Para el diputado Daniel Ramos, los servidores públicos están obligados a desempeñar personalmente sus funciones a las que dedicarán el máximo de sus capacidades y percibirán por las mismas una remuneración justa.
 

Justicia para los representantes y alcaldes que iniciaron con unas reglas generales y que luego fueron cambiadas fue la expresión común del parlamento que respaldó el Proyecto 890, con aplausos desde las gradas.


 


 

Comentar aquí